ÚLTIMA HORA: Amazon repartirá su segunda sede entre Nueva York y Virginia


Amazon anunció el martes que sus nuevas oficinas estarán en Nueva York y en el norte de Virginia poniendo fin a una intensa competencia entre ciudades del país para ganar la sede y la promesa de 50.000 empleos nuevos.

Algunas localidades trataron de impresionar a la empresa, pero Amazon dejó bien claro que quería incentivos como exenciones fiscales y subsidios. La compañía recibió 238 propuestas antes de reducir la lista a 20 en enero.

TE PUEDE INTERESAR: ¿A cuánto está el cambio del dólar al peso el 13 de noviembre y por qué?

Long Island City, un área del distrito de Queens, en Nueva York; y Cristal City, Virginia, satisfacen los otros requerimientos de Amazon: estar cerca de un área metropolitana con más de un millón de habitantes, estar a menos de 45 minutos de un aeropuerto internacional, tener acceso directo al transporte público y espacio para expansión. Amazon quiere además poder atraer profesionales tecnológicos de primera.

TE PUEDE INTERESAR: Richard Ojeda, legislador con ascendencia hispana, anuncia candidatura presidencial (VIDEO)

Long Island City, con un acelerado crecimiento en los últimos años, es una vieja zona manufacturera en la que los almacenes están siendo remplazados con lujosos edificios de apartamentos.

Y Crystal City, junto a la capital del país, está formada por rascacielos de oficinas de la década de los ochenta. El área trata de revitalizarse luego del éxodo de miles de empleos federales.

Pero la división de sus segundas oficinas centrales entre Long Island City y Crystal City genera la interrogante de si van a ser realmente oficinas centrales. No estaba claro dónde los ejecutivos de Amazon _ como el fundador y director general Jeff Bezos _ se pasarían la mayor parte de su tiempo. Si cada una de las localidades tiene 25.000 empleos, eso las haría menores que Seattle, que tiene más de 40.000.

Empieza el juicio a “El Chapo” en EEUU

En una época en que el problema del narcotráfico se hacía cada vez más patente en México, un intento por matar a Joaquín “El Chapo” Guzmán salió mal.

Un equipo de sicarios enviados para aniquilar al notorio capo se equivocó y mató al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto de la ciudad de Guadalajara, lo que indignó a la opinión pública mexicana al grado de generar una persecución masiva para capturar a Guzmán. Finalmente fue detenido, pero los fiscales dicen que no se desanimó en su búsqueda brutal del poder a lo largo de décadas, en la que escapó dos veces de la cárcel y dejó numerosos cadáveres tras de sí.

La historia del fallido intento por asesinarlo formará parte de un recuento épico a ser narrado en un tribunal fuertemente resguardado de la ciudad de Nueva York mientras los fiscales y los abogados defensores hacen sus declaraciones de apertura en el largamente esperado juicio a “El Chapo” en Estados Unidos.

Guzmán, que ha estado en encierro solitario desde que fue extraditado a territorio estadounidense el año pasado, se ha declarado inocente de los cargos de que amasó una fortuna multimillonaria en dólares contrabandeando toneladas de cocaína y otras drogas en una amplia cadena de suministro que llegaba a Nueva York, Nueva Jersey, Texas y muchas otras partes al norte de la frontera.

Si es declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.
ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+