Alguacil de Florida expresa dudas sobre acuerdo con ICE

La indocumentada forma parte de un grupo de más de 60 familias que se encuentran en la ciudad fronteriza de Nogales, en Sonora (México), con el fin de presentar ante las autoridades estadounidenses una petición formal de asilo, según estimaciones hechas por organizaciones locales a favor de los inmigrantes.

Algunas de esas familias esperan a las afueras del puerto de entrada Deconcini, mientras otras se alojan en albergues para inmigrantes. Vicente y sus hijos pasan el día entregados a juegos de azar o pintando libros que buenos samaritanos les han regalado.

Muy cerca de donde esperan las familias inmigrantes se puede ver el alambre de púas que soldados estadounidenses colocaron esta semana, para tratar de evitar que los indocumentados escalen el muro fronterizo.

“Estamos tratando de seguir las leyes estadounidenses, esperando nuestro turno para poder pedir asilo político”, dijo a Efe José Manuel García, un salvadoreño de 28 años que viaja con su esposa y su hija, y lleva siete días esperando en la frontera.

El inmigrante, que afirma no temer la presencia de soldados, es consciente de que la posibilidad de pasar varios días, o incluso semanas, detenidos mientras la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) inicia el proceso para la solicitud de asilo político.
ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+