Alerta asteroide “Dios del Caos”: Qué dice la NASA y qué debemos esperar

  • Ante la alarma generada por diversos medios, la NASA ha querido mandar un mensaje tranquilizador afirmando que no se esperan impactos graves en los próximos 100 años.
  • El verdadero nombre del “Dios del Caos” es 99942 Apophis, mide 340 metros de longitud y pasará a 30,500 kilómetros de la Tierra dentro de 10 años.
  • Los objetos cercanos a la Tierra o NEO pueden pasar dentro de los 50 millones de kilómetros que rodean a nuestro planeta. Las agencias espaciales como la NASA y ESA monitorizan este tipo de cuerpos para calcular posibles cambios en su trayectoria.

Las fake news (noticias falsas) acerca del fin del mundo son entre las más populares que se propagan y de las que más la gente se cree, especialmente si se trata de meteoritos. Aquí te platicamos sobre el asteroide al que llaman “Dios del caos”

Hace un mes atrás, se esparció la noticia de que la NASA supuestamente alertó sobre una posible catástrofe apocalíptica a causa del impacto del Asteroide FT3 en la tierra para el 3 de octubre de este año… Ahora, a causa del revuelo generado por diferentes datos sobre el acercamiento de un meteoro apodado “Dios del caos”, la NASA ha informado que en realidad no hay noticias ni conocimiento de ninguna roca espacial con un riesgo significativo para nuestro planeta en los próximos cien años.

dios del caos

shutterstock

El verdadero nombre del “Dios del Caos” es 99942 Apophis, mide 340 metros de longitud y pasará a 30.500 kilómetros de la Tierra dentro de 10 años. Las características propias de Apophis, en un hipotético choque sí podrían ser devastadoras para la vida de la tierra, incluso para acabar con ella, pero la realidad es que los científicos esperan con ansia la aproximación para poder ver más de cerca este tipo de objetos y estar preparados ante posibles eventos futuros que sí pongan en riesgo nuestro planeta, informó el diario ABC.

Los Near Earth Object (objetos cercanos a la Tierra) o NEO pueden pasar dentro de los 50 millones de kilómetros que rodean a nuestro planeta; sin embargo, agencias espaciales como la NASA y ESA (Agencia Europea Espacial) monitorizan este tipo de cuerpos para calcular posibles cambios en su trayectoria. De hecho, los objetos más grandes son más fáciles de controlar que las pequeñas rocas, cuya trayectoria es más difícil de seguir con los telescopios.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+