Alergias por causa del polen: cómo tratarlas

Según la FDA, “los antihistamínicos reducen u obstruyen las histaminas causantes de los síntomas y están disponibles en muchas presentaciones, entre ellas comprimidos y jarabes. Muchos antihistamínicos orales están disponibles a la venta sin receta médica (OTC, como se dice también en inglés) y como marcas genéricas. Los aerosoles nasals antihistamínicos están disponibles solo con receta médica”.

La agencia recomienda  que al escoger un antihistamínico de venta libre, “los pacientes deben leer la etiqueta de información farmacológica con atención y seguir las instrucciones de dosificación, advierte la Dra. Jenny Kelty, M.D., una neumóloga pediátrica de la FDA. Algunos antihistamínicos pueden causar somnolencia e interfieren con la capacidad para conducir o manejar maquinaria pesada, como un vehículo. Hay otros antihistamínicos que no tienen este efecto secundario; no son sedantes. Algunos antihistamínicos no sedantes están disponibles de venta libre y con receta médica”.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+