Alergias alimentarias comunes: 8 alimentos que te podrían estar haciendo daño

Las alergías son una condición en la cual una persona presenta diferentes tipos de reacciones, pero ninguna de estas debe tomarse (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Sabías que, tan solo en Estados Unidos, más de 30 millones de personas padecen de alergias alimentarias? De estos, cerca de 26 millones son adultos, mientras que los niños representan a un porcentaje del 7.6% de la población afectada. De leves a moderadas, las alergias pueden llegar a afectar la calidad de vida de las personas e, incluso, en los casos más graves, representar un riesgo para su supervivencia..pero, ¿cuáles son las alergias alimentarias más comunes? ¡Aquí te las presentamos!

Nueces

Las almendras, la macadamia, los pistaches y las nueces de la india, por ejemplo, afectan a alrededor del 1% de la población con alergias alimentarias, ya sea causando síntomas leves como molestias estomacales o afectaciones respiratorias. Para las personas que padecen una alergia alimentaria relacionada con las nueces, lo ideal es evitar cualquier tipo de alimento que las contenga o que haya sido preparado en un contenedor con restos de ellas.

Alergias a la leche de vaca

Alimentos lácteos en botella
Shutterstock

Entre el 2% y el 3% de bebés e infantes padecen algún tipo de alergia alimentaria, aunque una de las más frecuentes es la alergia a la leche de vaca y, en consecuencia, a productos lácteos como el yogur y el queso. La buena noticia es que más del 90% de estos casos se resolverán por sí solos, aunque también puede continuar afectando a los pacientes produciendo síntomas como vómitos, diarreas y, en casos muy extremos, anafilaxia. 

Huevo

Al igual que ocurre con la mayor parte de los casos de alergias alimentarias relacionadas con los lácteos, al menos el 68% de los bebés e infantes que son alérgicos al huevo dejarán de serlo, a más tardar, en la etapa de la adolescencia. Entre los síntomas producidos por la alergia al huevo se encuentran: erupciones cutáneas, dolor de estómago, diarrea, inflamación estomacal y anafilaxia, aunque esta última no es muy frecuente.

Alergias a los mariscos

Alimentos mariscos en plato
Shutterstock

Los ostiones, la langosta y los camarones son alimentos cuyo consumo suele ser infrecuente en algunos países; por lo general, este tipo de alergia alimentaria suele producirse por una proteína conocida como tropomiosina. A diferencia de otras alergias relacionadas con los alimentos, esta no se resuelve por sí sola, por lo que la recomendación más común de los especialistas médicos es evitar su consumo a toda costa.

Trigo

El trigo es frecuente en una gran cantidad de alimentos, como panes, cereales y granos, y se presenta con regularidad en pacientes en etapa infantil que, en la mayoría de los casos, superarán esta alergia cuando entren en la adolescencia. La alergia al trigo suele privar a los pacientes de ciertos alimentos, ya que su consumo ocasiona molestias como inflamación estomacal, vómitos y erupciones cutáneas.

Alergias a la soya

Shutterstock

La alergia a la soya es una de las más comunes en la etapa infantil, y se cree que es resultado de una reacción del organismo ante las proteínas de este ingrediente; sin embargo, el 70% de los niños que padecen de alergia a la soya sanarán por cuenta propia antes de la adultez. Si la alergia persiste en la infancia y la adultez, lo más recomendable será aprender a leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos, ya que una buena parte de los productos que encontramos en los supermercados están elaborados a base de soya o han sido elaborados en contenedores con restos de ella.

Semilla de sésamo

La alergia a las semillas de sésamo puede ser igual de peligrosa que la causada por ingredientes como las nueces o el maní, y aunque no se hable mucho de ella, es importante considerarla entre una de las más recurrentes en niños y adultos. Este ingrediente puede estar presente en aceites, panes e incluso aderezos, aumentando el riesgo de padecer síntomas como sarpullido, picazón, inflamación en la piel y molestias estomacales, al menos en los casos moderados.

Maní

Shutterstock

La alergia al maní afecta, de acuerdo con las estadísticas, al 1.2% de la población estadounidense, y al 25% de los pacientes con algún tipo de alergia alimentaria; en la mayoría de los casos, los pacientes evitan consumir, e incluso estar cerca de, cualquier producto que contenga maní. Esto se debe a que el cuerpo puede producir reacciones severas como anafilaxia, en pocos segundos, al consumir, oler o tocar este ingrediente, poniendo en riesgo la vida de las personas que son alérgicas a él.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado