Alergias, ansiedad y depresión: Cómo y por qué están relacionadas

Cuidar nuestra salud no tiene que ver con nuestro físico sino también con salud mental. Hablaremos de Alergias, ansiedad y depresión

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
(Updated: 04/21/2021)

  • Una alergia como aquella reacción exagerada del organismo al contacto con alguna sustancia proveniente del exterior.
  • Estudios sugieren que el padecer alergias podría incrementar el riesgo de sufrir trastornos mentales.
  • Para disfrutar de un bienestar integral se debe procurar mantener un equilibrio entre mente, cuerpo y alma.

Cuidar nuestra salud no solo tiene que ver con nuestro cuerpo físico sino también con nuestra salud mental. Sin embargo, a esta última es a la que muchas veces no le damos importancia pero que cuidarla es fundamental para llevar una vida equilibrada y armónica. Hablaremos de Alergias, ansiedad y depresión: Cómo y por qué están relacionadas

Cuando un especialista analiza el origen de una depresión o ansiedad, por lo general investiga los antecedentes familiares, para determinar si existen traumas, lesiones cerebrales o inclusive, adicciones.  Sin embargo, nuevos estudios sugieren una relación entre las alergias y la depresión y ansiedad. Parece más complejo de lo que se cree.

Expertos de la Universidad Técnica de Munich como otras instituciones alemanas y suizas, realizaron un estudio en 1,700 personas y se determinó que padecer enfermedades como el asma o la rinitis alérgica aumenta las probabilidades de desarrollar trastornos mentales, como los anteriormente mencionados. Una noticia algo fuerte.

Alergias, ansiedad y depresión
shutterstock

La Organización Mundial de la Salud define a una alergia como aquella reacción exagerada del organismo al contacto con alguna sustancia proveniente del exterior. Recientes estudios estiman que un 15% de la población mundial padece algún tipo de alergia. Para el 2050, este porcentaje podría elevarse al 50%. Entre las alergias más comunes tenemos:

  • Las alergias estacionales: Son aquellas que se manifiestan durante los cambios de estación, las cuales muchas veces reaccionan a elementos como el moho o el polen. Un ejemplo podría ser la rinitis alérgica estacional o la fiebre del heno.
  • Alergias perennes: Este tipo de alergia está presente todo el año y sus reacciones pueden ser a causa del polvo, la humedad, cosméticos, tinte o pelo de animales, como perros y gatos.
  • Alergia a alimentos: Hay personas que no pueden consumir cierto tipo de alimentos pues su organismo los rechaza. Tal es el caso de los cacahuates, mariscos, huevos, trigo o ajonjolí.
  • Alergia a picaduras: Toda picadura nos puede generar una leve rozadura o molestia. Sin embargo, algunas personas son más sensibles y alérgicas a las picaduras de insectos como las avispas, abejas y hormigas.
shutterstock

Aunque los especialistas aún no tienen 100% claro cómo se relacionan las alergias con los trastornos mentales, es un hecho de que pueden influir en el desarrollo de los mismos. Un trabajo publicado en Frontiers in Psychiatry, determinó que el padecer asma, rinitis alérgica  eczema, podría incrementar el riesgo de padecer trastornos mentales. Nuevos estudios tienen el objetivo de explicar el por que de esta relación.

Recuerda cuidarte no solo físicamente sino también emocionalmente. Nuestro bienestar integral depende de mantener en equilibrio, mente, cuerpo y alma. Se recomienda realizar diferentes actividades de relajación como la meditación, yoga y mindfulness, combinado con una rutina de ejercicio y un dieta equilibrada. Cuídate de ti.

shutterstock

Etiquetas:
Continua artículo relacionado