El Alcoholímetro lo delató y fue arrestado por la Policía de Georgia

  • Roberto, de 33 años edad, regresaba a su casa conduciendo en estado de ebriedad.
  • Se negó a comprobar los niveles del alcohol de su cuerpo a través del uso del Alcoholímetro.
  • El inmigrante cubano le suplicó al agente policial que lo dejara ir a su casa.

Un inmigrante de nacionalidad cubana le tuvo temor al alcoholímetro y fue arrestado por agentes de la Policía de Georgia de los Estados Unidos.

El alcoholímetro es un instrumento usado por la Policía de Georgia para determinar el nivel de alcohol en la sangre de una persona con tan solo expulsar aire por la boca.

El oficial de la Policía del Georgia, también de nacionalidad hispana, quería comprobar sí el hombre estaba apto para conducir su vehículo en media de una largo noche.

Alcoholímetro-arrestado-policía del Georgia

Foto/Captura Mundo Hispánico

Cuando Roberto, de 33 años edad, llegaba a su residencia, el patrullero de camino, detecta que él condujo su carro por el carril incorrecto, es por ese motivo que el agente policial procede con la intervención ya que tenía sospechas de que estaría en estado de ebriedad.

Durante el abordaje, el infractor confiesa que había consumido dos botellas de licor en casa de su novia y que no había tomado mucho. Sin duda era presa fácil para el alcoholímetro. 

El oficial de seguridad duda en su versión, por lo que inmediatamente somete al conductor para reunir las pruebas necesarias de una posible intoxicación etílica.

Cumpliendo con ley estatal, el oficial le realiza un examen visual y le intenta aplicar el alcoholímetro al conductor con el fin de verificar su estado de ebriedad. Sus sospechas eran más evidentes y los nervios de Roberto eran señales de alerta.

El funcionario de la Policía del Georgia le exigió a Roberto usar el alcoholímetro, pero esté simulaba que no entendía su funcionamiento, hasta que se rehusó, por lo que fue arrestado.

“Si yo soplo y sale positivo, puedo perder mi licencia de conducir”, expresaba el inmigrante cubano, quien al mismo tiempo le suplicaba al efectivo de seguridad que lo dejara ir a su casa que quedaba a una milla del lugar donde fue detenido.

 

“Porque me hace esto”, refutaba el infractor al policía de Georgia, esté respondió que estaba cumpliendo con trabajo.

Conducir en estado de ebriedad por los calles de los Estados Unidos es una prohibición total que acarrea sanciones, multas y suspensión de la licencia de conducir.

Ante esta situación, la oficina de Administración Nacional de la Seguridad del Tránsito en las Carreteras elaboró un cuestionario de las acciones que asegurarían si un chofer está borracho.

Como por ejemplo doblar en un radio amplio, chocar, girar bruscamente, manejar por el lado contrario de la vía y frenar bruscamente, son señales de alerta.

 

Search

+