Cómo reducir tus hábitos con el alcohol después de las fiestas

El alcohol luego de la temporada de fiestas es un tema que afecta a las personas, pues a veces no pueden dejar de consumir este tipo (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

De repente, la mitad del mes de enero está presente y todos nos hundimos en este sentimiento de soledad.  El sentimiento de felicidad y locura de los meses de noviembre y diciembre nos ha abandonado junto con esas fiestas interminables , platillos y postres deliciosos. Una cerveza con unos amigos por acá , un poco de vino por allá, luego unos cocteles para despedir a nuestros amigos. Antes de que te des cuenta, las festividades se han terminado y ese nivel de consumo de alcohol  se convierte en parte de tu rutina y te quedas con unos jeans que ya no te quedan y con un hábito de ingerir alcohol que no es nada saludable.

La realidad es que beber más alcohol de lo usual en las festividades, es también una manera de intentar sobrellevar esas reuniones sociales incómodas. Aunque algunas veces beber puede desinhibirnos y hacernos entrar en un modo de “todo es felicidad”, desafortunadamente, en ocasiones, puede ser que salga de manera contraria y cause que perdamos las etiquetas sociales y terminemos diciéndole al tío Ralph que esa corbata roja con verde está horrible y no la soportamos.

El alcohol es un lubricante social

Shutterstock

“El alcohol en moderación puede actuar como un lubricante social”, dice Franklin Schneier, MD,  un experto en ansiedad social de la Columbia’s Department of Psychiatry y The New York State Psychiatric Institute, ” Puede ser problemático para las personas que tienen dificultad para convivir en situaciones sociales. Lo que parece ser una solución rápida, puede fácilmente salirse de control.”

Ahora que el año nuevo ha llegado, es el mejor momento para empezarlo limpia. Tomar menos es bueno para tu hígado, pero también es bueno para mejorar el sueño, tu piel, y tu bienestar. También mantendrá tranquilos a tus seres queridos y a tus compañeros de trabajo. Empieza con una meta de por lo menos dos días sin alcohol a la semana. Esto no únicamente limpiará temporalmente tu sistema por beber mucho alcohol, también mostrará al que bebe los beneficios de no hacerlo, como por ejemplo; sentirse mejor en la mañana, sentirse más enérgico durante el día, y tener una figura mejor perdiendo unas cuantas libras.

No ignores cuánto estás bebiendo

Diferentes recipientes con bebidas alcohólicas
Shutterstock

Al igual que contar calorías en una dieta, en los días que planeas tomar, conoce cuantas onzas y porcentajes de alcohol estás tomando y modérate. Dietary Guidelines for Americans define consumo moderado de alcohol con no más de un trago por día para mujeres y no más de dos tragos por día para los hombres. Entonces , antes de que salgas a divertirte, planea exactamente lo que tomarás y mantente en lo que marques. Pide a tus amigos su ayuda y si ellos no te la dan, evita ver estos amigos hasta que hayas logrado controlarte. Si estás en una cena, sírvete o pide que te sirvan una pequeña copa de vino ¿No amas a los anfitriones que llenan tu copa como si fuera jugo de uva? Durante un evento social, asienta constantemente tu bebida, aléjate de ella, y sírvete un gran vaso de agua o una bebida que no contenga alcohol en esos momentos. Puede que quizás seas el tipo de consumidor que ama abrir una botella de vino en casa y  beberla en su tiempo libre.

Si eres ese tipo de consumidor, pon frenos y no compres cerveza o vino para la casa. Es tentador porque es más barato y te evita tener que ir corriendo a la tienda cuando llegue compañía o porque quizá necesites “relajarte”.  Sabemos que para una persona que disfruta de beber, es difícil resistir la tentación de tener todas estas botellas y latas en la comodidad de su hogar. Moderarte significa estar muy consciente de cómo estás tomando y por qué estás tomando. Ya sea que escojas un diario para saber cómo estás bebiendo durante los días del mes, o, usar una aplicación para controlar tu ansiedad  cuando estés con tus amigos. El mejor consejo es siempre comer mucho antes de tomar, beber lentamente y con límite. Tú y tus seres queridos se sentirán mejor en la mañana.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado