Alabama ejecutó a recluso quien agradeció a Jesús en sus últimas palabras

Agencia EFE
Actualizado en

  • El estado de Alabama ejecutó a un hombre de 42 años por cuatro homicidios.
  • Tennessee también ejecutó a un recluso por un crimen cometido en 1984.
  • Las ejecuciones se realizaron con cuatro minutos de diferencia.

 El estado de Alabama, en Estados Unidos, ejecutó este jueves a Michael Samra, quien fue condenado a muerte por asesinar en 1997 a cuatro familiares de su amigo Mark Anthony Duke, el verdadero cerebro detrás del crimen.

A Samra, un hombre blanco de 42 años, lo declararon muerto a las 19.33 hora local (00.33 del viernes GMT) tras recibir una inyección letal en la prisión Holman de Atmore, según informó el Departamento de Correcciones de Alabama a Efe.

Sus últimas palabras fueron: “Me gustaría agradecer a Jesús por todo lo que ha hecho por mí”.

Los crímenes por los que Alabama ejecutó a Samra ocurrieron el 22 de marzo de 1997, cuando Duke, quien tenía 16 años en ese entonces, se quiso vengar de su padre, Randy Duke, tras una pelea por no prestarle su camioneta.

De acuerdo con documentos judiciales del caso, Duke y Samra, quien tenía 19 en ese momento, fueron a la vivienda familiar de los Duke acompañados por otros dos amigos, quienes se quedaron esperando en el exterior.

Iban con la intención de matar a todo el mundo y así lo hicieron: Duke y Samra primero asesinaron a tiros a Randy Duke y a su prometida, Debra Hunt.

A las hijas de Hunt, Chelsea Marie y Chelisa Nicole, que tenían 7 y 6 años respectivamente, les cortaron las gargantas con cuchillos de cocina porque se les acabó la munición.

Aunque ambos fueron condenados a muerte por esos crímenes, en 2005 la Justicia anuló la sentencia contra Duke por ser menor de edad en el momento de los hechos, por lo que recibió una pena de cadena perpetua.

Seguir Leyendo

Search

+