Aislinn Derbez y Celia Lora alborotan Instagram en candente duelo de escotes (FOTO)

Gran alboroto se formó luego de que las atractivas Aislinn Derbez y Celia Lora compartieran sensuales imágenes, en las que presumieron sus encantos y protagonizaron un tremendo duelo de escotes desde sus respectivas cuentas de Instagram.

La primera en publicar en dicha plataforma fue la hija del rockero Alex Lora, quien hizo gala de sus atributos delanteros y sus bellos ojos de color azul.

En la fotografía se aprecia a la playmate mexicana con la parte superior de un bikini negro con diseño de flores en color azul, junto a su pícara y característica sonrisa.

 

TE PUEDE INTERESAR: Aparecen fotografías en las que aseguran que Chiquis Rivera se ve más delgada (FOTO)

 

Hasta el momento, la instantánea de Celia que fue capturada desde la Ciudad de México ha generado más de 65 mil likes.

 

Duelo de escotes: Aislinn Derbez Vs Celia Lora, ¿quién sale ganando?

Por su parte, la hija de Eugenio Derbez, Aislinn, compartió en su post parte del proceso que enfrentó junto a su cuerpo para volver a la “normalidad” después de convertirse en madre.

En la imagen principal de la publicación, se le ve con la parte superior de un bikini presumiendo su tonificado abdomen y su abultado pecho, mientras carga a su sonriente primogénita Kailani.

La hija del comediante mexicano escribió junto a la postal: “Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad; a las que nos hemos sentido mal al ver otras mamás presumiendo “cuerpazo” o que se muestran “perfectas” como si nada les hubiera pasado a nada de haber parido. Porque no hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría… uff cuánto daño nos hace verdad?”.

 

View this post on Instagram

Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad; a las que nos hemos sentido mal al ver otras mamás presumiendo “cuerpazo” o que se muestran “perfectas” como si nada les hubiera pasado a nada de haber parido. Porque no hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría… uff cuánto daño nos hace verdad? Y casi nadie habla al respecto… qué difícil es para todas a las que no nos pasa así. Cuánto daño hace compararnos. Creo que las redes sociales deben transmutar para hablar de lo real, lo humano y lo vulnerable, no solamente lo “perfecto”. Para mí en lo personal fue un proceso lento (y nada fácil). Tenía prisa por regresar “a la normalidad” pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros 5 meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo. A sanar no solo lo físico sino lo profundo. A confrontar y digerir tantos cambios y tomar de lleno la nueva responsabilidad que te obliga a dejar la inmadurez atrás. A darme cuenta cuánta seguridad había puesta en “regresar a la normalidad”… y si nunca regreso? Me pasó mil veces por la mente. Y después me di cuenta que sí, en efecto, nunca regresaré porque soy otra persona. Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí. Y así como los bebés que cuando nacen todo es nuevo, no entienden nada, están en crisis constantes y necesitan mucha contención; el post parto (si nos permitimos vivirlo) también está lleno de crisis, es muy salvaje, solitario, crudo y hermoso a la vez. Y nadie nos puede contener como lo necesitamos más que nosotras mismas. Nadie que no lo haya vivido lo podría entender. Te sacude como pocas cosas en la vida, pero te curte desde lo más profundo para mostrarte quien realmente eres y de lo que eres capaz. Y ustedes, mamás, como lo han vivido? Y este post no valdría la pena sin mostrarles foto de como estaba hace 3 meses 😂el cuerpo es sabio y responde al buen trato, sin matarme con dietas ni ejercicio

A post shared by 🅐🅘🅢🅛🅘🅝🅝 🅓🅔🅡🅑🅔🅩 (@aislinnderbez) on

 

De igual manera agregó: “A darme cuenta cuánta seguridad había puesta en ‘regresar a la normalidad’… y si nunca regreso? Me pasó mil veces por la mente. Y después me di cuenta que sí, en efecto, nunca regresaré porque soy otra persona. Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+