Mira estas sencillas maneras de ahorrar en el supermercado

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Mira estas sencillas maneras de ahorrar en el supermercado
  • ¿Le rinde el dinero para hacer sus compras en el supermercado?
  • Si le gusta ahorrar, las listas pueden ser sus aliados.
  • Acá le decimos 50 maneras sencillas de ahorrar algo de dinero cuando vaya al supermercado.

¿Le gusta cocinar, pero los gastos en ingredientes lo superan? ¿Quiere ofrecer comida de calidad a su familia y el presupuesto no siempre le rinde? Optimice sus compras cuando vaya al supermercado y agote todos los recursos disponibles para ahorrar. Aquí le explicamos cómo hacerlo.

50 maneras sencillas de ahorrar en el supermercado

1. Obtenga una tarjeta de lealtad. Muchos supermercados las ofrecen y esta le puede proporcionar descuentos exclusivos e incluso ofertas personalizadas basadas en sus preferencias de compra.

2. Use las gas rewards. A menudo los supermercados están vinculados a los proveedores de combustible. No es un ahorro en comestibles, pero sí en combustible como resultado directo de sus compras.

 

Le puede interesar: Cómo ahorrar al comprar medicinas

 

3. Obtenga una tarjeta de crédito en efectivo. Estas tarjetas devuelven dinero en todas las compras, incluyendo alimentos, y algunas tienen tasas especiales de devolución de efectivo. Puede ganar hasta un 6% cada vez.

4. Revise su correo. Los folletos que tiende a tirar con el resto de su correspondencia en la basura pueden contener valiosas ofertas en sus supermercados locales.

5. Revise la entrada de la tienda. A menudo, allí encontrará folletos apilados y esperando su lectura, que es una gran manera de última hora para encontrar ofertas.

6. Suscríbase a los correos electrónicos del supermercado. Le enviarán ofertas locales actuales e incluso ofertas personalizadas basadas en su historial de compras.

7. Guarde sus recibos. Cuando llegue a casa, revise sus recibos antes de sacarlos. Pueden contener cupones de descuento en el reverso.

8. Busque ofertas al mayor. Si puede ahorrar un poco al acumular varias unidades del mismo artículo, aproveche.

9. …pero compruebe el precio unitario. Tenga cuidado con esas ofertas de “10 por $10”, pueden ser simplemente frases creativas para estimular la compra a granel.

10. Sólo compre artículos no perecederos a granel. Así sea la mejor oferta en el mundo, no ayudará si tiene que tirar sus productos antes de que consiga la ocasión de utilizarlos.

 

ES TENDENCIA

[brid video=”405944″ player=”14557″ title=”Emprendedores T9 E9 Empezaron hace 13 aos visitando tienda a tienda hoy en da tienen 2 galpones”]

11. Visite almacenes. Los clubes de membresía a granel pueden ofrecer grandes descuentos. Estos tienden a funcionar mejor cuando son compras para familias grandes.

12. Busque ofertas. Muchos supermercados ponen “banderines” con ofertas en sus productos. Los notará a medida que camine por el pasillo.

13. Compre genérico, cuando la calidad sea similar. Algunos artículos de marca de la tienda no son de la misma calidad que sus homólogos de marca, pero otros sí y son un gran ahorro.

14. Compruebe las estanterías superiores e inferiores. Las mercancías más costosas se ponen generalmente a nivel del campo visual. Mire hacia arriba y hacia abajo antes de elegir.

15. Pida rain checks. Si en el supermercado no consigue un artículo de venta, puede pedir un rain check. Cuando regrese, le darán el mismo precio de venta, así ya haya variado.

16. Haga una lista. No se dirija al supermercado sin un plan, ya que puede acabar gastando dinero en cosas que no necesita.

17. No compre lo que ya tiene. Cuando esté haciendo su lista de compras, revise su refrigerador, congelador y despensa.

18. Planifique sus comidas alrededor de lo que ya tiene. Puede realizar ingeniería inversa de su lista de compras basándose en lo que ya hay en su cocina: elija recetas para las cuales ya tenga algunos de los ingredientes.

19. Planifique sus comidas alrededor de las ventas. Si usted sabe qué ofertas están disponibles actualmente, puede planificar sus comidas en función de los descuentos.

20. No compre cuando esté hambriento. Puede llevarlo a almacenar en su carrito cosas que usted desea en el momento, pero no necesita.

21. Compre solo. Dirigirse al supermercado con amigos y familiares (especialmente niños) puede llevarle a compras innecesarias.

22. Comprar reutilizable, no desechable. Los productos reutilizables pueden reducir su dependencia de los desechables, que deben ser continuamente reabastecidos.

23. Traiga sus propias bolsas. Algunos estados, condados y ciudades imponen impuestos a las bolsas de plástico para desalentar su uso.

24. Comience su propio jardín de hierbas. Complemente sus compras de comestibles con un jardín al aire libre sembrando hierbas para cocinar.

25. Compra según la temporada. Si busca lo que está en temporada, ahorrará dinero.

 

ES TENDENCIA

 

[brid video=”406236″ player=”14557″ title=”Censuraron su mural proinmigrante pero no se qued de brazos cruzados”]

 

26. Descargue la aplicación de la tienda. Muchos supermercado las tienen disponibles para su teléfono móvil y ofrecen rebajas.

27. Utilice el carrito más pequeño. Si puede meter sus necesidades en una canasta o un mini carrito de la compra, solo comprará lo necesario.

28. Use el doble cupón. Una buena forma de ahorrar está en que algunos supermercados permiten doble cupón, lo que significa que puede obtener el doble de los ahorros anunciados.

29. Compare precios. Algunas tiendas tienen políticas de igualación de precios, si puede demostrar que otro establecimiento tienen un precio más bajo.

30. Beba agua del grifo. Es mucho más rentable obtener su agua potable directamente del grifo o mantener un filtro de agua en su refrigerador.

31. No compre artículos de un solo uso. Por ejemplo, dos litros de soda son más baratos que los refrescos enlatados o embotellados.

32. No pasee por los pasillos. Vaya directo a las áreas que tienen los que está buscando.

33. No compre las comidas preparadas. Son más caras y usted puede prepararlas por una fracción del precio si compra los ingredientes.

34. Corte y rebane su comida. Ya sean frutas, carnes deli o queso, usted pagará extra por el privilegio de comprar sus alimentos pre-cortados en rodajas.

35. Mire en los alrededores. Revise los precios de los supermercados cercanos al que suele visitar, podría sorprenderse.

36. Revise sus recibos. Puede empezar a ver patrones: compras innecesarias, artículos que está pagando demasiado y lo que tiende a costarle más.

37. Compre verduras congeladas cuando estén fuera de temporada. Por lo general le saldrán a un precio más barato que las versiones frescas.

38. Coma sus sobras. Ahorrará y puede ser incluso más sabroso.

39. Utilice su senior discount. Estos varían entre los supermercados y las ubicaciones. Si usted es elegible para un descuento senior, asegúrese de preguntar acerca la política de su tienda.

40. Siga supermercados en redes sociales. Podrían compartir ofertas no se puede encontrar en otro lugar.

 

ES TENDENCIA

[brid video=”406156″ player=”14557″ title=”Atlanta United pierde en casa 21 ante el Dallas FC”]

41. Evite las compras por impulso cerca de la línea de pago. Otra forma de ahorrar en el supermercado es saber que los dulces, revistas y otras golosinas cerca de la caja están destinados a tentarle.

42. Compre temprano. Si compras más temprano en el día, tendrás acceso a una mejor selección de productos.

43. Coma menos carne. Puede reducir su riesgo de enfermedades y mejorar sus condiciones de salud. La carne también puede ser costosa.

44. Coma menos queso. Eliminar el queso de algunas comidas a la semana debe reducir su gasto.

45. Verifique las fechas de caducidad. Usted no quiere comprar algo que vence en dos días y tendrá que tirar.

46. ​​…pero conozca los límites de las fechas de vencimiento. Las fechas de caducidad indican el pico de frescura, esto no significa que un producto ya no sea seguro de consumir.

47. Almacene correctamente sus alimentos. La organización adecuada de su refrigerador y congelador sin duda ayudará.

48. Practique el control de las porciones. Comer comidas más pequeñas puede ser bueno para su figura y su cartera.

49. Aproveche la comida de su lugar de trabajo. ¿Su lugar de trabajo ofrece desayuno, café o aperitivos en la sala de descanso? Tome ventaja.

50. Cace las comidas gratis. Las comidas gratuitas son una bendición. Cenas en casa de su jefe, barbacoas en el patio de los vecinos y comidas con un generoso miembro de la familia pueden ayudarle a pasar la semana.

 

ES TENDENCIA

 

[brid video=”406233″ player=”14557″ title=”Estudiantes hacen insultos racistas contra mexicanos “]