15 maneras de evitar que tu hija latina caiga en la trampa del embarazo adolescente

Las madres tememos cuando nuestras hija llega a la adolescencia debido a la posibilidad de que tome temas como el embarazo algo (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Como cualquier padre sabe, hay mucho de qué preocuparse cuando se crían niños. Desde enseñarles a ir al baño hasta lidiar con bravucones en la escuela y los novios. Y si pensabas que el trabajo se termina cuando tu hijo entra a la adolescencia, es tiempo de que sepas la verdad: los adolescentes son difíciles. Además, no siempre toman las mejores decisiones, y tienen sexo. ¡Que empiece la diversión!

Todos hemos escuchado las terribles estadísticas relacionadas con el embarazo adolescente. Pero por suerte hay muchas cosas que se pueden hacer para evitarlo. De acuerdo a Sarah Brown, CEO de La Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente y no Planeado: “El decline [de embarazos adolescentes] ha sido promovido por tres factores: más adolescentes están esperando para tener sexo; también tienen menos parejas sexuales y usan mejor los anticonceptivos.” Si quieres que tu familia sea parte del decline, aquí hay 15 consejos para que empieces a trabajar.

1. Establece pronto las líneas de comunicación

Hija platicando con mamá
Shutterstock

Sé abierta y honesta con tu hija desde una edad temprana, habla sobre las consecuencias del sexo sin protección, explícale la posibilidad real de un embarazo no planeado y de contraer una ETS, y escucha lo que ella tiene que decir.

2. Ofrece estabilidad y control

A veces los adolescentes quieren ser independientes pero siguen necesitando de tu guía. Recuérdale a tu hija los valores familiares y lo que se espera de ella, así como de las consecuencias de sus decisiones, para alentarla a que tome decisiones inteligentes.

3. Comparte lo bueno, lo malo y lo feo

Hija conversando con mamá
Shutterstock

A veces hay que asustar un poco. El sexo adolescente puede ser glorificado en los medios con frecuencia. Mientras que los adolescentes siempre estarán tentados a volverse sexualmente activos, es crucial que te asegures de que tu hija también conozca las partes feas. Enséñale sobre lo difícil que es ser una mamá adolescente y sobre las enfermedades que puede conseguir si no se cuida.

4. Mantén a tu hija ocupada

Anima a tu hija a tener hobbies, a unirse a clubs, practicar deportes y tener actividades extracurriculares. Ya habrá tiempo después para salir con alguien.

5. Haz que tu hija se valore a sí misma

Hija abrazando a mamá
Shutterstock

La inseguridad es común en los adolescentes, y depende de ti asegurarte de que tu hija sepa qué tan importante es para ti y para los demás. Alguien que se valora pasará tiempo con personas que la respeten. Y quienes la respeten respetarán su decisión de no tener sexo.

6. Haz que establezca metas

Tener metas le da más propósito a tu vida. Significa trabajar para lograr algo que es importante para ti. Cuando tienes algo por lo que trabajar, tienes más que perder y es menos probable que hagas algo que podría tener un resultado negativo.

7. Asegúrate de que tu hija sepa que puede decirte lo que sea

Shutterstock

En un mundo ideal esta conversación sucedería mucho antes de que tu hija decida tener sexo, y no cuando te diga que está embarazada. Es importante que tu hija sepa que puede abrirse a ti con respecto a cualquier cosa, y que tú estarás ahí, sin juzgarla, para apoyarla y amarla.

8. Conoce a las personas con quienes tu hija anda

Te guste o no, los amigos de una adolescente suelen ser sus confidentes principales. Así que asegúrate de conocer a sus amigos y de que ellos te conozcan. La honestidad respecto a con quién ella pasa su tiempo es clave para prevenir un embarazo no deseado.

9. Asegúrate de que TÚ eres la fuente principal de consejos de tu hija

Shutterstock

Asegúrate de darle a tu hija tantos o más consejos que sus amigas, incluso si no quiere escucharlos. Cuando considere sus acciones, tus palabras sonarán en su cabeza y después te lo agradecerá.

10. No te vuelvas exigente

“¡Porque yo lo digo!” no funciona en estos casos. No puedes exigir un comportamiento sin explicar tus razones. Si no ofreces consejos tangibles con hechos reales o experiencias que apoyen tu opinión, perderás credibilidad.

11. Evita la frase: Haz lo que digo, no lo que hago

Shutterstock

Todos hemos cometido errores. Ignorarlos no ayuda. Si fuiste una mama adolescente o tienes experiencias que lamentas o de las que aprendiste, sé honesta y ayuda a tu hija a aprender de tu pasado. Y recuerda siempre que si eres honesta con ella, ella tenderá a ser más honesta contigo.

12. Asegúrate de que tu hija conozca tus valores

Tu hija ya no es una bebé, y merece entender por qué se espera cierto comportamiento de ella para que pueda tomar sus propias decisiones.

13. Habla

Shutterstock

Hablar sobre sexo debería ocurrir a menudo. Debes comunicar constantemente a tu hija que estás ahí para hablar, para que ella inicie la conversación y haga preguntas cuando necesite consejo.

14. Anima a tu hija a valorar la educación

Explícale la importancia de una buena educación como una manera de abrir puertas para el futuro. Asegúrate de que entienda que tiene un gran futuro por delante para que ella trabaje para llegar al éxito.

15. Vigila lo que tus hijos hacen en línea

Shutterstock

No decimos que la espíes, pero tienes que saber cómo están usando tus hijos la tecnología. Debes saber qué hacen cuando no miras y con quien se mensajean.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado