Adolescente hispano es acusado de matar al novio de su hermana

  • Adolescente hispano: Un muchacho de 14 años fue detenido en Katy, Texas, porque le disparó y mató con una escopeta al novio de su hermana en medio de una disputa en una fiesta
  • La hermana del presunto homicida también quedó herida de un balazo y fue llevada a un hospital de la zona en donde continúa en condición grave
  • El joven detenido y su hermana realizaban la fiesta sin la presencia de sus padres quienes, de acuerdo a las autoridades, cuando ocurrieron los hechos estaban fuera de Estados Unidos

Un adolescente hispano de 14 años fue detenido por presuntamente haber matado a balazos al novio de su hermana en una fiesta.

De acuerdo al reporte de la Oficina del Alguacil del Condado de Harris (HCSO, por sus siglas en inglés), consultado por MundoHispánico en Texas, a las 11:40 de la noche del sábado 30 de diciembre varios jóvenes hispanos estaban reunidos en una fiesta en la casa marcada con el 24000 Pepperell Place Court, en la ciudad de Katy, cuando una disputa surgió entre varios muchachos.

En el altercado estaban como protagonistas un adolescente de 14 años y el novio de su hermana de 20 años. En un momento de la pelea los dos muchachos pasaron de los gritos a la violencia física y el adolescente tomó una escopeta, aparentemente propiedad de sus padres, y le disparó a su rival.

Los disparos que lanzó el muchacho también alcanzaron a su hermana Briana Hernández, de 18 años, quien resultó con heridas graves en el pecho.

Hernández y su novio Álex Galván fueron trasladados a un hospital de la zona en donde el muchacho falleció horas después. La chica continúa hospitalizada.

Agentes de la División de Homicidios del HCSO detuvieron al muchacho para interrogarlo.

Hasta el momento de escribir esta historia el joven sigue en custodia de las autoridades aunque hasta el momento no ha recibido cargos formales porque su caso será turnado a un fiscal especializado en casos juveniles para determinar su responsabilidad y conciencia de sus actos.

Las autoridades aún no conocen el motivo que encendió los ánimos de manera tan violenta entre los jóvenes. De acuerdo al HCSO en la fiesta había reunidos entre 10 a 12 jóvenes entre adolescentes y adultos.

Sin embargo, los investigadores anotaron que la casa es propiedad de la muchacha herida y el chico que disparó pero que sus padres no se encontraban en el domicilio cuando ocurrieron los hechos ya que están fuera de Estados Unidos en un viaje. No se sabe hasta el momento si ya regresaron a atender la situación de sus hijos.

Eric Clegg, Sargento del HCSO, informó que luego de que llegaron los policías lo primero que hicieron fue pedir asistencia médica para los heridos y luego interrogar a los testigos.

Al hablar con asistentes de la fiesta los oficiales no pudieron determinar en sus indagatorias qué provocó la riña que terminó con el muchacho muerto. El caso sigue abierto hasta ahora. El arma que usó el presunto homicida fue decomisada por las autoridades.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+