Acusadas de matar a Marlen Ochoa-López llegan a Corte y sucede lo inesperado

  • Inesperadamente las acusadas de matar a Marlen Ochoa-López se declararon inocentes
  • Clarisa Figueroa y su hija Desiree enfrentan una docena de cargos
  • El bebé de Marlen Ochoa-López murió el pasado 14 de junio

 

Las dos mujeres acusadas de estrangular a la joven embarazada Marlen Ochoa-López para arrancarle del vientre a su bebé se declararon inocentes de todos los cargos presentados en su contra, durante una audiencia celebrada este miércoles en un juzgado del Condado de Cook.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree de 24, afrontan cada una más de una docena de cargos, entre ellos homicidio en primer grado, secuestro agravado, agresión agravada contra un menor y desmembramiento de un cuerpo, por el asesinato de la joven de 19 años Marlen Ochoa-López el pasado 23 de abril.

Yovanny Jadiel Lopez, el bebé que fue arrancado del vientre de su madre, murió el 14 de junio tras pasar siete semanas ingresado con respirador artificial debido a los daños cerebrales que sufrió en el ataque. El médico forense certificó la muerte del bebé como homicidio.

 

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1561501215/Captura-de-pantalla-2019-06-25-a-las-17.19.43_n8nz07.png” url= “https://mundohispanico.com/jlo-video-retaguardia-tanga/” title= “¿Perdió la clase? JLo aparece bailando en sexy tanga enseñando su trasero y la critican”]

 

Los abogados de la familia han pedido que las acusadas afronten también cargos por los daños ocasionados al bebé durante el asesinato de la madre.

El novio de Clarisa, Piotr Bobak, que según la Fiscalía limpió la escena del crimen, también se declaró inocente en la audiencia del miércoles, en la que familiares, incluido el padre, Yovani López, desplegaron carteles con fotografías de los acusados y la palabra “culpable”, sin que la jueza Sophia Atcherson lo impidiera.

 

 

Las dos mujeres fueron arrestadas en mayo pasado, cuando la Policía comprobó que habían asesinado a Marlen Ochoa-López para robarle el bebé que Clarisa pretendía pasar como propio.

Madre e hija atrajeron a la víctima a una casa con la promesa de donarle ropita y un carrito de bebé, una vez dentro la estrangularon y le arrancaron el bebé del vientre.

 

[trend video=”433181″ player=”14557″ title=”Crnica Ya cay el sodomizador de mujeres latinas”]

El cuerpo de Marlen Ochoa-López fue arrojado a un contenedor de basura, donde fue encontrado el 14 de mayo.

Los abogados de los acusados interpusieron un recurso para prohibir que los fiscales y el padre del bebé hablen con los periodistas sobre el caso, pero la jueza no se pronunció sobre el pedido.

Las autoridades sostienen que no mucho después de que el hijo adulto de Clarisa Figueroa muriera por causas naturales, le dijo a su familia que estaba embarazada. Dicen que durante meses planeó para conseguir un recién nacido y que publicó una ecografía y fotos de una habitación decorada para un bebé en su página de Facebook. En marzo, ella y Marlen Ochoa-Lopez se conectaron en una página de Facebook para mujeres embarazadas.

Las dos se reunieron por primera vez en persona alrededor del primero de abril, cuando Marlen Ochoa-López fue a la casa de las Figueroa y salió ilesa, alegan los fiscales.

 

 

[trend video=”432913″ player=”14557″ title=”Persecucin policial acaba en tragedia”]

La madre adolescente regresó el 23 de abril para aceptar la oferta de ropa de bebé gratis de Clarisa Figueroa, y mientras Desiree Figueroa le mostraba a Marlen Ochoa-Lopez un álbum de fotos de su difunto hermano para distraerla, Clarisa Figueroa se puso detrás de ella y la estranguló con un cordón.

Una vez que Marlen Ochoa-López dejó de mostrar signos de vida, Clarisa Figueroa sacó al bebé de su vientre y ella y su hija envolvieron el cuerpo de la adolescente en una manta, lo pusieron en una bolsa de plástico y lo arrastraron a un bote de basura, según los fiscales.

 

 

[trend video=”432848″ player=”14557″ title=”Inmigrante indocumentado escap de ICE cuando estaba a punto de ser deportado”]

Más tarde, ese mismo día, Clarisa Figueroa llamó al 911 y dijo que su bebé recién nacido no respiraba. Cuando llegaron los primeros paramédicos, el niño estaba azul.

Intentaron resucitar al bebé y lo llevaron a un hospital, donde permaneció en estado crítico hasta el 14 de junio que murió.

 

 

[trend video=”432855″ player=”14557″ title=”La escritora E. Jean Carroll acusa al presidente Trump de abuso sexual”]