ACLU demanda a ICE por redada en Texas que dejó 280 arrestados

Funcionarios armados entraron a la fábrica e hicieron que todos los empleados, entre 400 y 600 personas, los siguieran a un almacén y les proporcionaran su identificación, reseñó Fort Worth Star-Telegram.

Muchos de esos trabajadores eran ciudadanos estadounidenses y tenían prohibido usar sus teléfonos y hablar entre ellos.

Por su parte, ICE dijo que entrevistarían a todos los arrestados para registrar cualquier situación médica u otra situación humanitaria.

La mayoría de los arrestados eran mujeres y habían estado en los Estados Unidos por un largo período de tiempo, dijo Donatti. La redada fue “devastadora” para la comunidad de Allen y ha traumatizado a los involucrados y sus familias, dijo.

“Fue muy aterrador para las personas, experimentaron mucha incertidumbre”, dijo. “Crea mucho miedo para las personas directamente afectadas, pero también para la comunidad en general”.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+