Acción de Gracias: Tormentas invernales azotan EE.UU. mientras millones de personas viajan

La mayor preocupación es que las lluvias puedan causar deslizamientos de tierra en las zonas azotadas por los incendios.

El portavoz de CalFire, Scott Mclean, explicó a medios de comunicación locales que cuando la lluvia se precipita en el suelo quemado crea una capa que “puede ser como una hoja de vidrio”, lo que permite que el agua se deslice a grandes velocidades.

California aún recuerda el deslave, que se originó en Montecito, una área devastada por el incendio Thomas en el sur del estado y que dejó 21 muertos en enero de 2018.

A la lluvia y la nieve se suman los vientos: la bahía de San Francisco experimentó el martes por la noche vientos con ráfagas de hasta 60 millas por hora.

En un comunicado, NWS alertó que los vientos pueden derribar árboles y líneas eléctricas y crear cortes de energía difíciles de reparar por las condiciones de las carreteras que no permitirán el paso de los equipos de rescate.

Los pronósticos de bajas temperaturas obligaron a las autoridades de Los Ángeles a adelantar la apertura de los refugios para indigentes que tenían programada para el 1 de diciembre, reseñó Efe.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+