Abuelita hispana espera que Dios les toque el corazón y la ayuden

“Ya tiene cuatro años padeciendo las secuelas de esta enfermedad”, resalta Reina, quien recuerda en un centro de salud de Georgia dieron de la abuelita hispana en estado vegetal, sin tratamiento médico y ni rehabilitación.

Reina, quien cuidaba de la abuelita hispana las 24 horas del día, dice que su madre luchó incansablemente contra la enfermedad, púes cumplía al pie de la letra con sus terapias físicas, logrando una recuperación extraordinaria.

“Con la ayuda de Dios y el esfuerzo mío, empecé a comprar pomadas fuertes para sus respectivas terapias de rehabilitación en la casa sin la necesidad de ir a un centro de salud, logrando que se pusiera de pies y moverse”, comenta Reina, hija de la abuelita hispana.

Abuelita hispana-ayuda- Georgia-reina

Foto/Captura Mundo Hispánico

No soportó otro segundo ataque

Momentos de felicidad se sentía en el hogar de la familia hispana, pues la bella abuelita ya estaba mucho mejor. Ella ya hacía una vida normal.

Pero un momento oscuro y lleno de dolor toca la puerta de la familia hispana, otro derrame cerebral afectaba gravemente a la octogenaria, esta vez no tenía el impulso para enfrenar a la enfermedad  como hace cuatro años atrás.


La octogenaria reposa su cama sin poder moverse, sin medicamentos y sin dinero para cumplir con un costoso tratamiento que su hija Reina no puede costear ante la carencia de un seguro de salud.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+