Abucheado, Harper maltrata a Nacionales; Filis ganan

Harper conectó un largo cuadrangular para su tercer imparable, y los Filis de Filadelfia vencieron el martes 8-2 a los Nacionales, con lo que consiguieron el mejor arranque de la franquicia en más de un siglo.

El dominicano Maikel Franco bateó también un vuelacerca para los Filis, el único equipo invicto en el béisbol con marca de 4-0. Sólo habían hecho eso en 1915 y 1897.

Harper dejó Washington luego de jugar 927 partidos con los Nacionales durante siete años, que incluyeron seis participaciones en el Juego de Estrellas y el premio a Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2015. Escuchó lo que los Nacionales tenían para ofrecer, y firmó en febrero un contrato por 13 años y 330 millones de dólares con Filadelfia, su rival de división.

Con Filadelfia, Harper no ha perdido tiempo para responder a la inversión. Tiene tres jonrones y cinco producidas en cuatro encuentros, junto a un promedio de bateo de.429. El martes totalizó tres impulsadas.

Increpado por el público en cada turno al bate, Harper pegó un tablazo, como diciendo a los fanáticos: “tomen eso”. La pelota viajó a 458 pies (139,5 metros) en el octavo inning ante Jeremy Hellickson.

Mientras la esférica se elevaba hacia el segundo piso en el jardín derecho, Harper lanzó su bate y recorrió las bases con evidente gozo antes de celebrar con sus nuevos compañeros en el dugout visitante.
“Es la emoción del juego. Eso es. De eso se trata”, indicó Harper al explicar su alarde de arrojar el bate para que describiera un giro.

Y con ello, reconoció que se sintió bien al conectar su cuadrangular ante su equipo anterior.

TE PUEDE INTERESAR:Los Bravos de Atlanta y Acuña firman extensión de US$100 millones

“Yo estaba muy encendido y emocionado”, relató. “Traté de regresar con mis compañeros lo más pronto posible para dar muchos apretones de manos”.

Zach Eflin (1-0) ponchó a nueve y toleró tres hits a lo largo de cinco episodios en blanco. Superó a Max Scherzer (0-2), quien aceptó una carrera limpia en cinco capítulos, y ponchó a nueve.

El encuentro comenzó con una demora de 41 minutos por la lluvia. Y en cuanto se anunció la alineación de Filadelfia, quedó claro que Harper no era bienvenido en su antigua casa.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+