Abel Ochoa será el primer reo hispano ejecutado en Texas este año

  • Pena de muerte: Abel Revilla Ochoa, originario de México, está programado para que cumpla su sentencia el jueves 6 de febrero en la prisión de Huntsville, Texas, siendo el primer reo hispano que será ejecutado.
  • Ochoa está acusado de haber matado a balazos bajo los efectos de la droga conocida como crack a su esposa, sus dos hijas de 7 años y 9 meses, a su suegro y una de sus cuñadas.
  • El hombre aseguró a uno de sus hermanos que luego de que fumó la droga, un domingo de agosto de 2002, no recuerda nada de lo que pasó después.

Abel Revilla Ochoa será el primer reo hispano ejecutado en Texas en el año 2020. Su sentencia está programada para el jueves 6 de febrero a las 6:00 de la tarde.

Ochoa, de 46 años y originario del estado mexicano de Durango, será ejecutado para cumplir su sentencia por los asesinatos de su esposa, su hija de 7 años, su bebé de 9 meses de nacida, su suegro y su cuñada ocurridos en Dallas, Texas, el domingo 4 de agosto de 2002 y bajo los efectos de la droga.

Los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, detallan que durante días previos a la fecha de los homicidios Ochoa se mantuvo alejado de las drogas.

Sin embargo, aquel domingo, después de ir a la iglesia, el hombre le pidió a su esposa Cecilia 10 dólares para comprar un poco de crack, un derivado de la cocaína y que se consume fumándolo en polvo o en pasta. Las dos hijas de la pareja estaban con ellos.

En aquel entonces Ochoa era un conductor de camión y en sus años de matrimonio mantenía una relación inestable con su pareja, según declaró la familia de la mujer en el juicio, precisamente debido a su adicción a las drogas y el alcohol.

Larry Lewis, entonces sargento de la División de Homicidios del Departamento de Policía de Dallas (DPD, por sus siglas en inglés) descubrió posteriormente por medio de la familia de Cecilia que su esposo era un hombre controlador y abusivo hacia su pareja, según lo declaró en el juicio.

Cecilia Ochoa finalmente accedió aquel domingo a darle el dinero a su esposo, ante la dura insistencia, para que se comprara la droga y que el hombre fumó en el jardín trasero de su casa.

En su casa del 2300 Salerno Drive, en el suroeste del área metropolitana de Dallas, también vivía con ellos su suegro.

Mientras Ochoa fumaba la droga, sus dos cuñadas, Jackie y Alma, llegaron a visitar a la familia y se quedaron charlando en la sala.

Ochoa se metió a la casa para recostarse en su cama y tendido sobre el colchón comenzó a desear más droga, según lo declaró él mismo. Aunque después le aseguró a su hermano Carlos Ochoa que no recordaba nada de lo que había pasado luego de que fumó el crack.

Sin embargo, Ochoa aseguró también que estaba seguro de que su esposa no le daría más dinero para el crack. Ella era la que controlaba el dinero familiar ya que él casi siempre se lo gastaba en drogas.

Ochoa fue al armario, tomó su pistola .9 milímetros que ya estaba cargada y fue hasta la sala exigiendo más dinero para el crack. En un momento, según lo aseguró él mismo, simplemente comenzó a disparar.

El mexicano Abel Revilla Ochoa, de 46 años, será el primer reo hispano ejecutado en Texas en el año 2020. Su sentencia está programada para el jueves 6 de febrero. (Foto: Departamento de Justicia Criminal de Texas)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+