A plena luz del día le ‘ponen el dedo’ a conductor hispano

blank
blank

  • A plena luz del día le ‘ponen el dedo’ a conductor hispano.
  • El mexicano se cuidó tanto la última década, pero le volvió a tocar.
  • Efraín Mejía ahora deberá pelear su caso criminal en la corte y de paso, luchar contra la deportación.

“Yo sabía que esto me iba pasar… Lo sabía”, fueron las palabras que pronunció Efraín Mejía justo después de que lo pusieran esposado en el asiento trasero de una patrulla.

Mejía, de 30 años y originario de México fue arrestado por la policía de la ciudad de Norcross (Georgia) bajo cargos de conducir intoxicado, un delito conocido en inglés como DUI, que es muy común entre los hispanos.

Su detención se produjo a plena luz del día en el estacionamiento de un centro comercial luego de que transeúntes literalmente le pusieran el dedo, según figura en el reporte oficial.

Y es que, de acuerdo con el expediente de su arresto, al sistema de emergencia 911 entraron un par de llamadas denunciando que en la calle iba una camioneta manejando de manera temeraria.

Varios agentes acudieron a la zona para buscar el vehículo en mención y no tardaron mucho en dar con este.

Desde el momento en que lo detuvieron, parece que Efraín sabía que iría a prisión, pues se lo dijo en varias ocasiones a los uniformados.

“¿Y porqué tendría que llevarte a la cárcel?”, le preguntó uno de los oficiales ante su insistencia a lo que el chofer respondió: “Pues porque no tengo licencia de conducir”.

De inmediato el oficial le replicó: “usualmente no encarcelo a personas que no tienen licencia, pero tu pareces que has bebido por el fuerte olor a licor que sale de tu carro. ¿Cuantas botellas te tomaste?”, lo volvió a cuestionar.

“Solo dos coronas”, respondió el mexicano, lo que hizo que lo bajaran de su vehículo para ser sometido a ciertas pruebas que determinarían su nivel de sobriedad.

Todo indica que Efraín superó los primeros exámenes ya que logró mantenerse firme varios segundos sobre un solo pie y caminar en línea recta sin salirse tanto.

Sin embargo, cuando le midieron el nivel de alcohol en su organismo con uno de los aparatos especiales con los que cuentan las autoridades, quedó al descubierto.

Y es que esa máquina arrojó que tenía más de 0.08% que es el límite permitido, por lo cual fue esposado en el acto.

Lo acusaron de ser un conductor borracho, pero salió libre unas horas después tras pagar una fianza de casi 3 mil dólares y ahora está a la espera de su juicio, lo que podría tardar varios meses.

No obstante, pelear su caso penal es solo uno de los dolores de cabeza que enfrenta, pues también Inmigración lo puso en proceso de deportación, por lo cual tendrá también que comparecer ante un juez federal que decidirá si le permite seguir aquí o lo expulsa del país.

Y es que, aunque en Georgia el DUI es considerado un delito menor, para fines migratorio es visto como una falta grave que amerita la deportación ya que el extranjero que lo comete es visto como un “peligro para la sociedad”.

Efraín no la tendrá fácil ya que justo hace una década, cuando tenía 19 años, fue arrestado por cargos también relacionado con el licor, a pesar de que aun no tenía la edad reglamentaria para consumirlo (21 años) por lo que parece que sus problemas con la bebida no son nada nuevos.

ponen dedo conductor hispano

A plena luz del día le ponen dedo conductor hispano – Policía de Norcross

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank