6 científicos logran sobrevivir ‘más de 1 año en marte’

La conquista del espacio, y de Marte, es una tarea que la humanidad se ha tomado bastante en serio.

Pero, ¿Cuáles son los efectos que podría tener enviar una misión tripulada a un planeta y permitirles vivir ahí durante una temporada?

Eso ha quedado al descubierto gracias al documental ‘Red Heaven’, un experimento que fue avalado por la NASA y que contó con la participación de seis científicos de diferentes áreas de estudio.

¿Quieres conocer los resultados de este experimento? ¡Continúa leyendo!

Seis científicos se ‘mudan’ …y los resultados no son tan alentadores como algunos esperaban

  • La humanidad está tras la conquista de Marte pero, ¿Cuáles serían los posibles peligros de llevar una misión tripulada a este planeta?
  • El documental ‘Red Heaven’ ofrece una mirada hipotética hacia la dinámica de vida que tendría la humanidad en Marte
  • El experimento contó con la participación de seis personas y estuvo avalado por la NASA, y los resultados presentaron un panorama ‘desolador’

Sin duda, la conquista de Marte es uno de los proyectos más ambiciosos del hombre.

Sin embargo, el documental ‘Red Heaven’ ofrece una mirada hipotética hacia las posibles consecuencias que tendría el envío de una misión tripulada a dicho planeta.

Foto: Shutterstock

Red Heaven, el documental que expone las vivencias de seis científicos que se ‘mudan’ a Marte por un año

El documental ‘Red Heaven’ es un filme que sigue a seis científicos que fueron puestos en un hábitat similar al de Marte por un año completo.

El objetivo fue crear un escenario lo más cercano posible a las condiciones de vida en Marte y lograr que los científicos vivieran en él por un año.

Este experimento fue avalado y financiado por la NASA, y fue llamado ‘Hawaii Space Exploration Analog and Simulation (HI-SEAS).

El ‘hábitat’ en el que vivieron los científicos tuvo una dimensión de 1,200 pies cuadrados y se encontró a 8,000 pies sobre el nivel del mar, en el volcán Mauna Loa.

El portal The New York Post reportó detalles acerca del documental.

De acuerdo con este medio, Lauren DeFilippo y Katherine Gorringe, quienes estuvieron a la cabeza de la producción del documental, siguieron de cerca a los científicos desde antes que estos entraran al domo en el que habrían de habitar por doce meses.

Los científicos, que entraron de manera voluntaria al experimento, son expertos en diferentes áreas:

  • Christiane Heinicke- Alemania: geofísica
  • Cyprien Verseux- Francia: Astrobiólogo
  • Tristan Bassingthwaighte- Estados Unidos: Arquitecto espacial
  • Sheyna Gifford- Estados Unidos: Física
  • Carmen Johnston- Estados Unidos: Edafólogo
  • Andrzej Stewart- Estados Unidos: Ingeniero

A la par de sus conocimientos científicos, cada participante fue analizado psicológicamente para garantizar que fuera capaz de sobrevivir y prosperar en el domo preparado para el experimento; dos de las características que más se mencionaron antes del experimento fueron la carga de estrés y de aburrimiento que los seis científicos debían aguantar por un tiempo prolongado.

Y aunque se trató de un propósito científico, las directoras del documental no quisieron dejar a un lado el lado ‘conflictivo’ de la existencia humana.

Si bien los seis científicos fueron seleccionados con base en sus capacidades de resiliencia y ninguno de ellos mostró una conducta violenta antes del encierro, muy pronto Gorringe y DeFilippo se dieron cuenta de que “el conflicto humano siempre está ahí, aún en personas que no son exageradamente dramáticas.”

El domo en el que habitaron los participantes contó con una pequeña sala, un baño y medio, así como pequeños espacios designados para que cada uno de ellos durmiera.

Cada uno contó con alimentos especialmente preparados para simular las condiciones de las comidas que podrían consumir los astronautas en Marte.

Asimismo, una de las exigencias del experimento fue la participación cotidiana en actividades físicas, para lo cual se instaló una caminadora y algunas escaleras.

Entre las tareas que los científicos debían completar durante el día se incluyeron las labores de limpieza y organización del domo, el lavado de ropa y de la vajilla, entre otras tareas.

Foto: Shutterstock

¡En un nuevo documental!

En sus ratos libres, se pudo observar que la música, la lectura y los juegos fueron solo algunos de los pasatiempos más recurrentes.

A pesar de no contar con redes sociales, internet o contacto humano exterior, la tripulación tuvo permiso especial de salir del domo dos veces por semana, pero utilizando el traje especial que se usaría en caso de una misión en Marte.

La salud mental fue uno de los factores que fueron tomados en cuenta, por lo que cada día los científicos se dieron a la tarea de llenar diversos cuestionarios en los que detallaron sus estados de ánimo.

Al principio, todo parecía transcurrir con normalidad, pero después de algunos meses se observó un distanciamiento entre los habitantes del domo.

Dos de los científicos estadounidenses se ‘separaron’ del resto de los habitantes, y fueron los menos participativos en las caminatas externas; tiempo después, el ánimo de todo el grupo bajó de manera notable, aunque esto era algo que el equipo exterior anticipó.

La NASA se encuentra ya analizando los resultados obtenidos de este experimento, y confían en que este les dará un mejor entendimiento para sentar las bases de las futuras misiones tripuladas a este planeta; además, aseguran que podrán extraer algunos mecanismos empleados por los humanos para sobrellevar la cuarentena.

Uno de estos mecanismos, de acuerdo con DeFilippo, es el ejercicio, pero no se puede descartar el hecho de que el establecimiento de planes concretos es un factor que motiva a las personas para trabajar hacia un bien común.

Otra característica que se pudo observar es la manera en la que influye en una persona el contacto con sus familiares, ya que esto reduce el sentimiento de aislamiento y soledad.

Foto: Shutterstock