3 cosas para considerar cuando estés pagando una deuda

blank
blank

  • Tener una deuda no tiene por qué ser desgastante. Aplica estos consejos para pagar tu deuda rápido.
  • ¿Cuál es valor de tu deuda? ¿en realidad sabes cuánto debes?
  • Conoce las ventajas de las deducciones a la hora de pagar tus impuestos

Si tienes una deuda, no eres el único. De acuerdo a Debt.org, cada hogar con una tarjeta de crédito porta una deuda de más de 15,000 dólares en promedio. Aunque desaparecer esa deuda luce como una tarea desgastante, no tiene por qué serlo.

  1. Comienza con las tasas de interés más elevadas: El primer paso en la guerra de las deudas es enfocarse en pagar la deuda que tenga la tasa de interés más elevada. Esta deuda, normalmente, viene de las tarjetas de crédito, pero los préstamos automovilísticos y préstamos estudiantiles privados también podrían tener tasas de interés elevadas. Si no estás seguro de qué deudas tienen el interés más alto, asegúrate de revisar tus contratos de préstamos o comunícate con el prestador directamente. El escenario idóneo sería pagar tu tarjeta de crédito cada mes para no acumular tales tasas de interés elevadas.

Para más información sobre cómo manejar su dinero regístrese en Taxslayer Latino

Recuerda que tu pago más bajo podría no ser el que tenga la tasa de interés más baja. Incluso si tu pago mínimo es pequeño, una gran parte de eso podría ser intereses. Aunque podría parecer proactivo deshacerte de las deudas pequeñas primero, no tomar en cuenta tu tasa de interés cuando pagues una deuda puede traducirse en pagar más al final.

Le puede interesar: ¿Cómo planear objetivos financieros? siga estas recomendaciones

  1. Paga tu deuda principal primero: Cuando hagas un prepago de préstamo (pagar más de tu mínimo), asegúrate de aplicarlo sólo a tu deuda principal. Al hacer esto, estarás reduciendo la cantidad total debida y, por lo tanto, disminuyendo la cantidad de interés que se acumulará. Dependiendo de cómo pagues, escribe “pagar al capital” en cualquier cheque que emitas o, si prefieres pagar en línea, asegúrate de que escoger cómo tu pago será designado.
  2. Paga las deudas estudiantiles de último: Los préstamos estudiantiles están de último en tu lista de prioridades para pagar deudas. Los préstamos federales estudiantiles ofrecen muchísima más flexibilidad de sistema de pagos: cancelaciones, aplazamientos y tolerancia. Estos préstamos federales, normalmente, no portan las tasas de interés más altas. Las tasas de interés en las deudas estudiantiles pueden volverse incluso más bajas si las fusionas. Otra “ventaja” es que, generalmente, puedes deducir los intereses de los préstamos estudiantiles, siempre y cuando tu ingreso bruto ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) esté dentro de los límites actuales del IRS.

Prepárese desde ya para presentar sus impuestos. Haga crecer su dinero y su reembolso en Latino Taxslayer.

Según el portal El Financiero, las personas con finanzas personales sanas gozan de muchos beneficios en su vida. Un elemento básico para poder tener una cartera saludable es eliminar las deudas, pues éstas llegan a convertirse en una importante fuga de capital, incluso sólo con el pago de intereses y recargos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank