Más de 100 millones de habitantes en Estados Unidos están en cuarentena por coronavirus

  • Luisiana, Delaware y Ohio ordenaron este domingo a sus residentes que permanezcan en casa
  • Ya son más de 100 millones de ciudadanos de Estados Unidos  bajo cuarentena por coronavirus
  • Son al menos ocho los estados del país que han instado a su población a que eviten salir a la calle

Coronavirus Estados Unidos. Los estados de Luisiana, Delaware y Ohio ordenaron este domingo a sus residentes que permanezcan en casa (cuarentena), de forma que más de 100 millones de estadounidenses están ya bajo cuarentena para intentar reducir la rápida expansión del coronavirus (Covid-19) en el país, que cuenta ya con más de 30,000 casos y centenares de muertos.

Con estos tres nuevos anuncios, son al menos ocho los estados del país que han instado a su población a que eviten salir a la calle para cualquier actividad que no sea “esencial” después de que en los pasados días lo hicieran en California, Nueva York, Illinois, Oregón, Washington, Nueva Jersey y Connecticut.

El primer estado en tomar esta medida fue California, considerada la quinta economía mundial y cuyos 40 millones de habitantes están en cuarentena desde el pasado viernes.

Esta información se publicó también en el portal de La Vanguardia.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, instó este domingo en conferencia de prensa a que permanezcan en casa (cuarentena) los más de 11 millones de ciudadanos del estado debido al coronavirus (Covid-19)

La orden, que entrará en vigor en la medianoche del lunes al martes, se suma a la adoptada por el gobernador de Luisiana, Bel Edwards, que ordenó a sus habitantes no salir de casa desde la tarde del lunes hasta al menos el 12 de abril.

“A medida que el número de casos continúa creciendo, estoy ordenando a todos los habitantes de Luisiana que se queden en casa, a menos que sea absolutamente necesario que salgan”, indicó el gobernador a los más de 4.5 millones de residentes.

El tercer estado en emitir una orden similar fue el de Delaware, cuyo gobernador, John Carney, firmó una orden de confinamiento desde primera hora del martes hasta el 15 de mayo para los poco menos de un millón de habitantes de la región.

Para combatir esta “amenaza a la salud pública”, Carney pidió a los ciudadanos que vayan a trabajar y regresen directamente a casa. “Si no necesita alimentos u otros artículos esenciales, quédese en casa”, apuntó.

A estos estados se sumó además la ciudad de Filadelfia, la mayor urbe de Pensilvania, que anunció este domingo una orden de quedarse en casa a sus 1.5 millones de habitantes.

La expansión de la enfermedad preocupa al presidente Donald Trump, que puso a la Guardia Nacional a disposición de los estados de Washington, Nueva York y California.

“Estos estados han sido los más afectados”, aseguró el gobernante durante la conferencia de prensa diaria del grupo de trabajo de la Casa Blanca que tiene por objetivo aplanar la curva de contagios y fallecidos.

Efectivos de la Guardia Nacional -una fuerza de reserva que opera en cada estado y que pasa bajo control del presidente en tiempos guerra o crisis- apoyarán a estos estados en la construcción de unidades para albergar enfermos y garantizarán el abastecimiento.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+