¿Qué necesitan para ser felices?

¿Qué necesitan para ser felices?

Aunque los padres tenemos diferentes metas y sueños para nuestros hijos, hay una que resulta común: el deseo de que sean felices.

Probablemente nada hace a un padre o madre sentirse más satisfecho que ver a su hijo contento.

Vivimos en una época en la que nuestros hijos gozan de muchas más oportunidades y comodidades materiales que las que nosotros tuvimos en nuestra niñez. Es común escuchar a los padres decir: “Yo quiero darle a mi hijo todo lo que yo no tuve”. Muchas veces esta frase se refiere a bienes materiales.

Sin embargo, cuando observamos en nuestro entorno vemos más niños insatisfechos y malcriados y más jóvenes deprimidos. ¿Es darle todo aquello que no tuvimos la respuesta para hacerlos más felices? ¿Lo es el proveerle más actividades y evitar que estén aburridos? Evidentemente lo que observamos a nuestro alrededor nos dice que no.

¿Qué necesitan verdaderamente?

No hay una manera absolutamente correcta de lograr esto pero hay 3 cosas básicas que la mayoría de los expertos están de acuerdo que son indispensables para lograr esa meta. Los niños necesitan:

• Sentirse amados. Cada persona entiende el amor de una manera diferente. Para algunas personas un platillo especial o para otras una caminata los dos solos pueden ser maneras particulares de demostrar o sentir amor. Aprende a conocer a cada uno de tus hijos y qué puedes hacer para que ellos se sientan amados.

• Elogia sus logros y talentos. Presta atención a las cosas que hacen bien y alábalos. Muchas veces prestamos demasiada atención a las cosas que salen mal y no exaltamos suficiente aquellas que están bien.

• Sentirse importantes. Pasa tiempo con tus hijos. Vinimos a este país a lograr unas metas y alcanzar un mejor futuro. En ese esfuerzo muchas veces dejamos de lado a nuestras familias pensando que en el futuro habrá tiempo para estar juntos y compartir. Los hijos necesitan nuestro tiempo y atención ahora cuando están en pleno desarrollo de su carácter. Piensa que luego probablemente va a ser muy tarde. Hagan juntos cosas que ambos disfruten. Desarrollen memorias que los hijos puedan atesorar en el futuro.

• Sentirse seguros. Los niños cuyos padres están presentes durante las edades tempranas y medias de la niñez tienen menos problemas de comportamiento. Una relación saludable con tu hijo se construye lentamente mediante las diferentes situaciones que vivimos con el tiempo. Los niños necesitan sentir que papá y mamá saben a dónde van y son los guías del hogar. No permitas que tus hijos tomen posiciones de poder dentro de la familia a temprana edad (como por ejemplo usarlos como traductores).

• Invierte tiempo en mejorar la relación con tu pareja. Una relación amorosa y saludable entre los padres hace maravillas para crear niños seguros y felices.

• No esperes ser perfecto. La crianza de los hijos es un trabajo difícil. Se requiere mucha energía y trabajo, pero la recompensa vale el esfuerzo. Diferentes formas de crianza funcionan para diferentes niños en diferentes circunstancias. Estos consejos proporcionan sugerencias mientras descubres que es lo que funciona mejor en tu familia.

Belisa Urbina es la directora educativa de Renovación Conyugal, una organización sin fines de lucro que tiene más de 10 años brindando consejería y programas a adolescentes, parejas y familias latinas. Más información en www.renovacionconyugal.com