Quantcast
Mundo Hispanico
Sirviendo a la comunidad hispana de Atlanta desde 1979

El eterno salsero romántico

Eddie Santiago traerá su ‘lluvia’ de éxitos a Duluth

Alberto Brown Rodríguez | 4/18/2012, 12:13 p.m.
El eterno salsero romántico
» A su manera. Eddie Satiago dijo que actualmente se toma la vida con mayor tranquilidad. | Cortesía Congas Night Club

A sus 56 años de edad, el cantante de salsa Eddie Santiago es más selectivo para elegir las plazas de sus conciertos, y Atlanta es una de esas ciudades.

Desde su hogar en Miami y en una entrevista telefónica con MundoHispánico, el intérprete de ‘Lluvia’ y ‘Antídoto y veneno’ conversó sobre su música, sus recuerdos, su pasión por el beisbol, y del México que lo recibe siempre con los brazos abiertos, entre otros temas.

MUNDOHISPÁNICO: ¿Que presentarás en esta ocasión en Atlanta?

EDDIE SANTIAGO: Tengo que cantar todos los éxitos que el público ha hecho suyos. Ellos pagan por escuchar ‘Tú me haces falta’ y ‘Qué locura enamorarme de ti’. Puede que empiece con una canción no muy conocida para calentar la voz, y después vendrán los éxitos.

MH: ¿Qué temas que llevas más en tus recuerdos?

ES: ‘Tu me quemas’ porque fue una gran alegría escucharme, como solista, por primera vez en la radio en 1986. Después llegó ‘Que locura enamorarme de ti’ y la gente se preguntaba qué podría venir después. Luego apareció ‘Lluvia’, que se convirtió en el himno de mi vida. Son tantos que mentiría si menciono solo algunos.

MH: ¿De dónde surge esa manera tan romántica de interpretar la salsa?

ES: De los baladistas que siempre me han gustado como José José, Camilo Sesto y luego Luis Miguel. Cuando empecé de solista apliqué todo lo que había aprendido de ello, y eso creó mi estilo de interpretación.

MH ¿Qué extrañas de tus primeros años en la escena?

ES: Quisiera tener otra vez 18 o 20 años con el ambiente sin presión que existía en ese entonces, cuando me subía a la tarima y me sentía apoyado por el resto de la orquesta. Ya de solista la fama me afectó emocionalmente muchísimo porque no podía salir a la calle sin ser reconocido. Antes se gozaba más la vida.

MH: ¿Qué harías si volvieras a ser joven?

ES: No me metería a cantante (jajaja). Yo hubiese querido estudiar y ser periodista deportivo porque me fascina el beisbol. Quería ser jugador pero entendí que con la constitución de mi cuerpo no podía hacerlo. En retrospectiva digo que el tiempo pasó tan rápido que quisiera regresar a esa época.

MH: ¿Cómo recuerdas tu infancia?

ES: En mi pueblo Toa Alta, viví una niñez y adolescencia tranquila. Mis padres hicieron un trabajo estupendo. Aunque éramos una familia humilde y no teníamos dinero para lujos, mi padre siempre nos tenía la comida servida en la mesa.

Fue muy luchador, que en paz descanse. Les cuento a mis hijos que yo no tuve la oportunidad de tener juguetes y que tenía que dibujarlos, recortarlos, y jugar de esa manera. Pero fue muy feliz.

MH: ¿Alguno de tus hijos cumplió con tu sueño de pelotero?

ES: No. A los tres hijos de mi primer matrimonio les gusta la música. A mi hija mayor, Edith, le estamos preparando una producción de rock. A mi otra hija le gusta el pop/balada, y mi muchacho prefiere el rock pesado.