Quantcast
Mundo Hispanico
Sirviendo a la comunidad hispana de Atlanta desde 1979

El riesgo de ver mucha televisión

Agencia Reforma | 11/9/2011, 3:13 p.m.
El riesgo de ver mucha televisión

Ver televisión por dos a tres horas al día se relaciona con riesgos significativamente mayores de desarrollar diabetes y enfermedad cardiaca, y de muerte por todas las causas, revela un análisis de la Facultad de Salud Pública de Harvard.

Al notar que los estadounidenses ven en promedio unas cinco horas de televisión al día -la actividad más común junto a trabajar y dormir-, los investigadores analizaron datos de ocho estudios realizados entre 1970 y 2011 sobre la asociación entre ver tele y la incidencia de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular letal o no letal, y mortalidad por todas las causas.

Dos horas diarias de televisión se relacionaban con un aumento de 20 por ciento en el riesgo de diabetes, un incremento de 15 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiovascular, y un aumento de 13 por ciento en el riesgo de muerte por todas las causas, según el nuevo metaanálisis de Harvard, que es un tipo de investigación que reúne datos de distintos estudios sobre un tema y los analiza para buscar tendencias estadísticas.

“En realidad, los resultados no son nada sorprendentes. Ya sabemos que la gente que ve mucha televisión es más propensa a comer una dieta malsana y a ser obesa”, apuntó el autor principal del estudio, Frank B. Hu, médico y profesor de nutrición y epidemiología. “En realidad, el mensaje es muy sencillo: los que ven demasiada televisión deben ver menos y hacer más cosas”, advirtió.

Los estadounidenses no son los únicos adictos a ver la televisión. Hu señaló que muchas personas de todo el mundo organizan su vida de forma similar.

Los europeos y australianos pasan en promedio 40 y 50 por ciento de su tiempo libre, respectivamente, viendo televisión.

Investigaciones anteriores han establecido los efectos negativos de ver televisión sobre la salud, lo que incluye asociaciones con menos actividad física y consumir más comida frita, carnes procesadas y bebidas azucaradas, y una menor ingesta de frutas y verduras.

El investigador apuntó que, típicamente, la incidencia de cáncer no se ha estudiado en relación con ver televisión.