Ejemplo de honradez

Ejemplo de honradez
Honestidad. Rigoberto Robles y James Yasin, empleados de Carnett's Car Wash, en Doraville, reportaron a la policía el hallazgo de un dinero en uno de sus vehículos. | Mario Guevara/MH

Un suceso inusual rompió la cotidianidad en un negocio de lavado de autos en Doraville.

Entre las decenas de vehículos que entraron la mañana del 2 de junio al Carnett’s Car Wash estaba una camioneta Toyota Tundra 2008.

Su conductor se bajó, ordenó una limpieza y se fue a la sala de espera.

Al joven James Yasin, uno de los empleados, le asignaron ese trabajo.

Estaba limpiándolo por dentro cuando descubrió seis billetes de 100 dólares ocultos debajo de uno de los asientos.

Siguiendo los consejos de su supervisor, James lo reportó de inmediato.

“Vino a mí, tal como les he indicado”, dijo el salvadoreño Rigoberto Robles, gerente de el establecimiento. “Hizo lo correcto”.

Robles contactó en el acto al “dueño” del automotor, que era un policía de civil.

La camioneta resultó ser uno de los tantos vehículos que las autoridades estatales confiscan anualmente por verse envueltas en delitos.

El detective de Chamblee Ernest Ford indicó a MundoHispánico que el automotor está en poder de la policía desde el año pasado. Aseguró que lo habían revisado muchas veces y que desconocían la existencia de ese dinero.

“Cualquiera de ellos dos pudo haberlos tomado y ni cuenta nos habríamos dado, la verdad que esto es un acto ejemplar”, reconoció Ford.